Blogia
Trepárboles

Visita a Salif Keita

En realidad lo comprendí todo al verlo en su casa, y es que hay muchos países aún en África que consideran ser albino un estigma de magia, y por eso, para muchos es motivo de desgracia. Para personas así, marginadas por la sociedad, existe un dolor que por alguna parte sale, la libido la llaman los europeos. A Salif el duende le salió por la música, y el dolor de si mismo y el de su tierra le desgarró garganta y manos. Así toca y canta desde entonces, como un verdadero hechicero. Aunque sentado en el suelo de la calle, justo en la puerta de entrada a su casa, no parecía más que un mendigo pidiendo. Yo saludé con la cabeza. Me miró a los ojos y con voz de mujer me preguntó:
- ¿Bahú?.
Yo Asentí.
-Salam malecún.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

mochuelo -

Alicum S´Alam...

inwit -

Yo también quiero conocerlaaa!!!

Bahu -

¡Cuéntame más! aaaaah!!!

Por cierto hoy nos ha dao una sorpresita el Alfonso pero Na-lü y yo no hemos podido ir porque hemos estado pintando (to explotaos).

Flor de... -

Tengo que contarte... ayer conocì a un tipo, era un druida de un bosque de la Bretagne, aquì al lado. Cuantas cosas me contò... supongo que te escrbirè un mail, es una historia impresionante. Besos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres