Blogia
Trepárboles

Huelga de camiones

Esto de la huelga me recuerda hace ya bastante tiempo cuando se declaró una parecida en Chile. Por allí tenía amigas que lo pasaron muy mal. Fue justo después de la huelga cuando Pinochet bombardeó a la democracia con Allende dentro. Recuerdo que me contaban cómo iban a las casas y sacaban a las personas a rastras, y en la misma calle les pegaban un tiro. (Respetuosamente digo: imposible de imaginar lo que auqellas personas sentían).

"Según archivos desclasificados posteriormente por el gobierno de Estados Unidos, la CIA habría entregado apoyo, mediante la contratación de publicidad, a diarios opositores, como "El Mercurio" y a los promotores de un paro de camiones durante el mes de octubre de 1972, el que acaba con el ingreso de militares a los principales ministerios del país, formándose un "gabinete cívico-militar", donde el general Carlos Prats, comandante en jefe del ejército, asume como ministro del Interior."

Wikipedia

Entonces, como ahora, pensé en la importancia que tienen estas cosas para las personas. Y sin querer me viene la misma pregunta ingenua: qué ocurriría si los poetas dejaran de escribir (huelga poética), o los maestros dejarán de enseñar ni un día más.

HUELGA POÉTICA I

Cada segundo sería una losa de inseguridad que retumbaría en los espejos, en la memoria extraña. Los poetas, ridículos, se empaquetarían en sus casas para que la gente no se riera de ellos mientras paseasen por las calles. Por supuesto no tendría ninguna repercusión mediática. Bueno si. Quizá encajaría en algún chiste, en espacios de ocio o distracción televisiva. A los poetas se les caería el pelo, literalmente. Quedarían calvos y sin ninguna dignidad. Alguno, si acaso, se mantendría fiel a sus ideas, pero sus argumentaciones, sus declaraciones serían tan del mundo real que nadie pensaría que aquella persona fuera artista. Trece horas después, habrían pasado siglos enteros dentro de sus mentes, sus espejos se quebrarían, sus extrañas memorias. Y se desconvocaría la huelga. El chiste del piquete poeta quedaría para siempre en nuestra memoria colectiva.

HUELGA EDUCATIVA II

Si los maestros dejasen de enseñar, muy enfadados y con muchas reclamaciones, histéricos, sin ningún lugar en donde desahogarse, incomprendidos. Atónitos verían como los ignoran,... si los maestros dejasen de enseñar ¿qué cambiaría?

"En cualquier caso esta huelga de camiones ha movido a la panadera facha de aquel barrio de derechas y le come la cabeza a cualquiera que pase, porque para ella no es suficiente una casa en la capital y la otra en la playa."

El mundo revolucionario, Chile 1972.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Bahú Bamba Lelë -

Jajaja!!! clarísimo, lo he visto clarísimo. Entonces la pregunta es ¿porqué lo llaman maestros si en realidad deberían llamarse "aparcamientos"?

-Rayo- -

si los maestros dejasen de enseñar, tendrias al segundo a sus padres protestando en marabunta, pero no por que sus hijos dejen de aprender, sino por que no tendrán donde dejarlos al irse a trabajar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres